La policía desaloja a unos 500 'indignados' que han pasado la noche en Sol



La Policía Nacional ha desalojado esta madrugada a unos 500 'indignados' que han permanecido durante toda la noche en la madrileña Puerta del Sol para conmemorar el primer aniversario del movimiento 15-M. Hay al menos 17 personas detenidas tras resistirse a abandonar el lugar y cuatro lesionados, dos agentes de policía y dos manifestantes. Además, se han llevado a cabo un total de 200 identificaciones.

Poco antes de las 05.00 horas, se ponía en marcha el dispositivo para despejar la plaza en la que aún quedaban unas 500 personas, en su mayoría jóvenes, que habían instalado tres toldos y una tienda de campaña.

Un centenar de agentes antidisturbios ha entrado en el recinto para presionar a los manifestantes y los ha arrinconado en torno a la estatua ecuestre situada en el centro. La mayor parte ha hecho caso de las advertencias y ha comenzado a dispersarse, por lo que no ha sido necesario el uso de la violencia. Sin embargo, algunos de ellos se han resistido y se han producido forcejeos con la policí, que tenía como objetivo principal vaciar el lugar y retirar los toldos y la tienda de campaña ya instalada.

El desalojo se ha llevado a cabo en apenas 10 minutos y sin que se hayan registrado incidentes de gravedad. Pese a ello, la policía ha formado un cordón de seguridad en la calle del Carmen, aledaña a la plaza, para impedir que un centenar de personas, que aún permanecía en la zona, regresara a Sol. Al grito de "¡mañana volvemos!", los manifestantes se han enfrentado a los agentes para traspasar la barrera.

Media hora después de que comenzara el dispositivo, ha llegado a la zona el Director General de la Policía, Ignacio Cosidó, para hablar con los responsables de la operación y coordinar el operativo. Como medida preventiva, las autoridades han decidido que la estación de Metro y Cercanías de Sol no abrirá hasta las 10.00 horas de esta mañana.

El Gobierno había advertido de que las fuerzas de seguridad intervendrían para evitar que los asistentes desplegaran el material necesario para pasar la noche en el lugar.
Noche de asamblea

El desalojo de la Puerta del Sol supone el fin de una jornada de protestas en toda España para conmemorar el primer aniversario del movimiento 15-M. Miles de personas han salido a las calles de las grandes ciudades para revivir el espíritu de protesta que nació hace ahora un año y que pretende manifestarse contra los recortes económicos y sociales y a favor de lo que han denominado 'justicia social'.

Hasta 30.000 personas, según los datos del ministerio del Interior y de la Policía, volvieron este sábado a la Puerta del Sol, epicentro del movimiento, en la que ha sido la primera concentración de las previstas hasta el próximo martes. El Gobierno ha autorizado las protestas, pero ha advertido de que no permitirá que se repitan los asentamientos que hicieron famoso al 15-M en todo el mundo.

De hecho, la Delegación de Gobierno había autorizado la manifestación en Sol hasta las 22.00 horas de la noche, pero los organizadores habían fomentado la idea de desobedecer la orden, como finalmente ha ocurrido. Miles de personas han permanecido en la plaza hasta la medianoche y cuando el reloj ha marcado ese momento, han protagonizado una sonora pitada. Una hora más tarde, el desafío se ha consumado cuando un grupo de personas ha instalado una primera carpa en el centro de la plaza.

Éste ha sido el lugar elegido para celebrar una asamblea en la que se han debatido nuevas formas de protesta y se ha descartado levantar una nueva acampada. Al término de la asamblea, los 'indignados' se han dividido en las distintas comisiones de trabajo, al tiempo que los servicios de limpieza del Ayuntamiento de Madrid, han comenzado las labores de limpieza. Poco después, la policía ha efectuado el desalojo de la plaza.
Desalojos en otras ciudades

La de Madrid no ha sido la única actuación que ha llevado a cabo la policía esta noche. Al mismo tiempo, efectivos de las fuerzas de seguridad han desalojado a unas 70 personas que permanecían concentradas en la Plaza del Ayuntamiento de Valencia. Agentes de Policía se han acercado hasta ellas para comunicarles que tenían que irse de allí y, según fuentes consultadas por Europa Press, los concentrados se han ido voluntariamente.

Horas antes, hacia la 01.45 de la madrugada, la Policía Nacional ha desalojado a los 150 'indignados' que permanecían en la Plaza de España de Palma. Minutos antes, un portavoz de las fuerzas de seguridad advertía a los manifestantes de que abandonaran el lugar. Una vez cumplido el plazo dado para dejar la plaza, dos agentes han cogido uno a uno a los 'indignados' para llevarlos fuera del recinto. Las autoridades han desplegado un amplio dispositivo con cerca de 70 agentes rodeando a los concentrados. Además, se han situado en todas las salidas de la Plaza de España, tanto con motos como con furgones policiales para impedir que volvieran al lugar.

Todas las intervenciones se han producido de forma pacífica, tanto por parte de la Policía como de los manifestantes que, salvo en casos aislados, han obedecido las órdenes de los agentes. Pese a ello, los 'indignados' continuarán con los actos de protesta convocados hasta el próximo martes. Para hoy, el colectivo de Madrid ha llamado a una nueva concentración en Sol a las 17.00 horas de la tarde.